Main menu:

Últimos posts

Comentarios recientes

Calendario

April 2014
M T W T F S S
« Oct    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Síguenos en facebook

Y en Twitter

Seguir a madresmodernas en Twitter

No hace falta ser una madre con super poderes

Hoy queríamos escribir sobre ese tipo de madres que se cargan a la espalda trabajo, niños, casa, marido y lo que haga falta. Todo con una sonrisa y una calma pasmosa.

Si hay que llevar a los niños al pediatra, ahí están. Si hay que organizar una fiesta de cumpleaños han tenido tiempo de hacer o encargar el pastel, los globos, comprar el regalo, llevar algo al cole para los amiguetes. Si van a la piscina o la playa ya les han puesto crema y gorra antes que nadie. Por si fuera poco acaban de organizar una escapada romántica y tienen un buen puesto de trabajo.

¿Es que acaso tiene super poderes? Muchas veces nos preguntamos ¿cómo lo hacen? Seguro que no trabajarán tanto o tendrán una chica de servicio las 24 horas. Es imposible que siempre les dejen salir del trabajo a la hora que quieran, que vayan impecables, limpias y perfectamente peinadas. Y encima, suelen estar morenas todo el año que ya es el colmo.

Por otro lado, están aquellas madres modernas que van todo el día corriendo con la lengua fuera, sin tiempo ni para comer. A quién no le ha pasado, llegar a la oficina y justo descubrir una mancha de leche (o de algo peor) que te han dejado los niños en el pantalón recién planchado. Pasta de dientes azul en la chaqueta. Galletas y arena del parque en el bolso.

¿Cuánto hace que no puedes ir a comprar ropa para ti? ¿Por qué el pelo ya no se te queda quieto como antes y siempre da la sensación de que te acabes de levantar?. ¿Dónde quedó nuestro glamour? ¿Os acordáis cuándo íbais siempre perfectamente depiladas para cualquier ocasión?

Hay dos claves para conseguir al menos acercarnos un poco a las madres con super poderes.

1. Organización. Dentro de la organización está el saber delegar. Aunque te apetezca muchísimo estar con tus hijos y creas que sólo tú puedes hacer algo, imponte un momento a la semana para ti y trata de que sea tu marido u otra persona la que te sustituya.

2. No pretendas ser perfecta. Relájate y diviértete. Si no llegas, no pasa nada.

No seremos madres con super poderes pero podemos ser madres orquesta que seguro que a los niños les hace mucha más gracia. Sólo hay que verles sonreír cuando haces tonterías, te pones los zapatos al revés o te dejas en casa las llaves del coche tres veces seguidas. Iremos despeinadas pero seguro que estaremos ahí para contarles un cuento o darles un beso cuando tengan miedo. Y sí, a veces nos enfadamos y estamos gruñonas. Pero sino, la vida sería demasiado aburrida.

Write a comment