Main menu:

Últimos posts

Comentarios recientes

Calendario

April 2014
M T W T F S S
« Oct    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Síguenos en facebook

Y en Twitter

Seguir a madresmodernas en Twitter

Stop spam en el embarazo!!

Cuando el embarazo empieza a llegar a su fin, no se sabe cómo, sufres un ataque publicitario descontrolado. Te conviertes en presa fácil para las marcas. Sin darte cuenta, la publicidad se te cuela por debajo de la puerta, por el correo electrónico, por el móvil. No puedes bajar la guardia ni un momento.

Al principio, no te das cuenta. Vas a la farmacia y vuelves con setenta muestras de leche, cremas, papillas, pañales. Vas a comprar y algún experto en la materia consigue endosarte formularios de suscripción a revistas de bebés, a cursos de masajes para recién nacidos y a clases de thermomix si te descuidas. Sales del ginécologo con un auténtico kit de marketing puro. Poco a poco, vas viendo como van apareciendo anuncios sospechosos en lo sitios web que visitas y cómo te van adaptando la publicidad de las marquesinas de autobús cuando pasas por su lado. La desventaja es que no es fácil disimular tu condición de gacela coja en medio de tanto carnívoro.

Me pregunto si ésta técnica les funciona. Supongo que como buenos depredadores deben estudiar bien a sus presas, tendrán a alguien sentado delante de un ordenador analizando el impacto de cada ataque a una embarazada, cuántas de aquellas compraron finalmente y cuántas son ahora fieles consumidoras. Aplicando técnicas de seguimiento de iris mientras miras la televisión, el ordenador o el móvil. Siempre parece que haya alguien estudiando tus comportamientos de consumo como si estuvieras en la película ”El show de truman”.

La embarazada está, por lo general, absolutamente receptiva a todo lo que sea “por el bien de su bebé“. Desde hace ya unos años, uno de los productos estrella son los anuncios sobre la importancia de preservar la sangre del cordón umbilical de nuestros hijos. Algunos expertos recomiendan que, a pesar de las incertidumbres, vale la pena hacerlo, por si en un futuro pudiera exisitir una remota probabilidad de poder utilizar las células madre extraídas del cordón umbilical para curar diversas enfermedades. Aquí estamos absolutamente perdidos. El ginécologo nos dice que no sabe qué recomendarnos. Que hay mucho marketing en todo esto. 

Se puede optar por la donación a un banco público o hacerlo a través de un banco privado. El procedimiento es muy sencillo y nada doloroso, ni para la madre ni para el bebé. El único dolor, si cabe, en la opción privada, es que cuesta unos 2.000 euros. Con los tiempos que corren, la cosa está como para, al menos, pensarlo bien e informarse. Médicos que trabajan en la investigación de células madre abogan claramente por preservar sangre del cordón umbilical. De todas formas, lo mejor, es sin duda no tener que utilizarla nunca.

Mientras lo pensamos, leemos que a los usuarios de las redes sociales no les gusta la publicidad personalizada. Mi perfil ya me lo creo yo, gracias. En el mundo de las madres modernas lo que funciona es el boca a boca. No hay mejor consejo para una madre que el de otra madre que haya pasado por lo mismo. 

Sugiero que se deje un poco más de libertad a la mujer emabarazada y no se la sature con tanta publicidad. Aunque parezca difícil de entender a los ojos de muchos, no todas las embarazadas son iguales. Se me ocurre que, al igual que sucede en muchos portales de fincas que quieren evitar el buzoneo, aquellas embarazadas que no quieran publicidad sobre productos de bebés podrían ponerse una pegatina bien grande en la barriga con el lema “Esta embarazada no admite publicidad“. Así, la jungla publicitaria sólo podría dirigirse a las que realmente estuvieran interesadas en escuchar sus mensajes.

Write a comment